Víctimas de Mala Praxis Médica

viernes, 12 de mayo de 2017

Víctimas de negligencias médicas no hallan justicia

Zunilda Tirado murió hace seis años durante una liposucción. Justicia falló a favor de médico pese a que la llevó sin vida a un hospital porque la había operado sin implementos para emergencias.

Zunilda Tirado Gálvez
El 28 de enero del 2010 Zunilda Tirado Gálvez ingresó al quirófano de la clínica Imagen en San Borja con la intención de mejorar su figura pero lo que encontró fue la muerte en manos de un médico, Julio Valdivia Gavidia, que la operó a pesar de no contar con los equipos de reanimación necesarios y no estar capacitado para este tipo de intervenciones.

Dos años después la familia de Zunilda empezó a recorrer los pasillos del Poder Judicial en busca de justicia pero en primera instancia el juez falló a favor del galeno, a pesar de que el local no tenía licencia de funcionamiento, a la paciente no le realizaron análisis pre-operatorios, la dejaron agonizando desde la madrugada y la trasladaron en una camioneta particular en vez de una ambulancia al hospital Casimiro Ulloa.

SIN LICENCIA 
“Por si fuera poco, el médico principal no contaba con la especialidad de cirujano plástico”, señala indignada la hija de la difunta, Fiorella Mosto.

Según un documento del hospital Casimiro Ulloa, Zunilda Tirado “ingresó sin signos vitales, presentaba un corte en el abdomen y moretones. El personal que la atendió se limitó a certificar su deceso”.

Su hija reveló a este diario que en la página web de la clínica Imagen Perú figura como dueño el cirujano plástico José Carlos Zapata Díaz, quien promocionaba sus servicios por Internet pese a que no tenía licencia municipal de funcionamiento.

SENTENCIA EN 15 DÍAS
“Zapata Díaz también estuvo en la operación a mi madre y tampoco lo han sancionado, por qué se tiene que esperar tanto tiempo y hasta rogar justicia cuando hay tantos elementos que acusan a los médicos”, señala Fiorella, quién estudia medicina en la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa.

El jueves de la semana pasada, en la Sala Penal Liquidadora se realizó la vista de la causa en este caso. Los abogados dieron a conocer sus fundamentos, así como Fiorella, quien se dirigió a los jueces, tras lo cual éstos anunciaron que dictarán sentencia el 30 de diciembre.

ADEMÁS
“Yo solo quiero que se castigue a quienes mataron a mi madre para que no lo hagan con otras personas. Obtener justicia en estos casos parece que es muy difícil pero espero que los jueces valoren las pruebas que señalan que mi madre murió por una negligencia médica”, declaró Fiorella Mosto.

foto: diario el comercio